septiembre 8, 2014 2 min para leer

Del amor y la política

Categoría : Uncategorized

Yo creo que hay dos cosas que nunca se deben mezclar, el amor y la política. Podría incluso ponerlo en forma más básica: las relaciones y la política. Mi experiencia me ha enseñado que dicho coctel nunca genera buenos resultados, y ante la pregunta de cualquier mujer con la que salgo frente al tema de mis posiciones políticas trato de evadirlas y si es el caso prefiero expresar mi desagrado con el tema. Y no me malinterpreten no significa que yo me considere apolítico o cualquiera de esas estupideces nobles posiciones, yo me considero un ser político pero he aprendido que exponer mis tesis libertarias en la mesa muy seguramente evitará llegar a la cama.


Lo que me ha pasado.

Casi siempre empieza así:

-¿Y filosóficamente, que piensas?

-Soy católico, zen y (anarco)libertario *risas*

Y sigue:

-¿(anarco)libertario, eso quiere decir que cada quien haga lo que quiera?

-No exactamente, por lo menos que cada quien haga lo que quiera siempre y cuando no afecte a los demás.

-¿Y cómo se materializa eso?

-Hay varias formas, pero generalmente hay que ser tolerante con todo.

-¡¿Con todo?!

-Si, no entiendo la sorpresa

El acabose (depende de cada persona):

-¿O sea que tu defiendes las uniones gay?

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes los toros?

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes los transgénicos?

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes la legalización de las drogas?

-Si.

-¡¿De todas?!

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes el libre porte de armas?

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes la prostitución?

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes las privatizaciones?

-Si.

*Fin de la conversación*

-¿O sea que tu defiendes el fin del salario mínimo?

-Si.

*Fin de la conversación*


En algunos casos viene acompañado de un “¡Que insensible!”. Aparentemente ser tolerante es ser insensible, ¡claro! Es ser insensible con aquellos que no concuerdan con sus opiniones, pero siempre trato de responder. “Pues si no te gusta algo simplemente no lo hagas, no lo prohíbas. Es ilógico.” *Fin de la conversación*.

 

Todo en la vida es sobre sexo. Excepto el sexo, el sexo es cuestión de poder.

Oscar Wilde

Etiquetas:

Escribe un comentario

Suscribirse al newsletter