IMG_1272

mayo 29, 2016 4 min para leer

Nunca dejes de creer

Categoría : Deportes

Desde que tengo memoria que veo fútbol, y desde que tengo memoria recuerdo ciertas máximas, casi “leyes del fútbol”, que escuche en algún lado que no recuerdo pero que siempre me han acompañado.

En el fútbol no hay justicia.
Dos cabezazos en el área es gol.
El que no hace los goles, los ve hacer.

Esas tres leyes parecen escritas en piedra, y da la sensación que el fútbol es un microcosmos representativo de lo que es la vida. Pero no es la vida. Para nada. Hay cosas más importantes en la vida que el fútbol, muchísimo más importantes cabe destacar. ¿Por qué duele tanto entonces? Parece que el fútbol y su injusticia nos acompaña a todos lados a los atléticos.

En pleno año 2016 donde parece que cualquier persona de cualquier lugar se puede hacer simpatizante de un equipo europeo (y lógicamente es más sencillo hacerse de un Real Madrid, Barcelona, Bayer Múnich o Milán que de un Leicester) yo puedo decir que soy (y seguiré siendo) desde hace mucho tiempo un hincha orgulloso del Atlético de Madrid. Nada se compara con entrar al Calderón, con escuchar los cánticos, con ver un ramo de flores rojas y blancas en la esquina del córner en honor al equipo del doblete del 96. ¡Que maldita casualidad! Pero es que la calle atrás del estadio Vicente Calderón se llama “Paseo de los Melancólicos”, y es que en eso nos hemos convertido, el fútbol es injusto y una vez más nos ha tocado perder.

El fútbol es algo muy poco importante, pero como duele. Creo que hoy, con más calma (relativamente) puedo decir que sigue doliendo, sigue doliendo como dolió en Lisboa, y sigue doliendo como dolió en Bruselas. Duele por muchos motivos, pero en el fútbol no hay justicia y la tercera lamentablemente no fue la vencida. La orejona seguirá teniendo su espacio reservado en las vitrinas del club hasta que algún día la ganemos. ¿Será en esta vida, o nos convertiremos en un equipo maldito incapaz de conseguir su ballena blanca como los Chicago Cubs en Baseball, los Cavaliers en Basketball u Holanda en el fútbol internacional?

Duele porque este este equipo de lo merecía. (Que concepto imbécil el merecimiento). No sé cuántos años más estará el Cholo en el Atlético pero no poder concretar esta etapa con una copa de Campeones de Europa parece un chiste de mal gusto del destino, un golpe bajo, una injusticia. “Pero no te olvides Andrés”, me decía mi padre, “Que en el fútbol no hay justicia”. Y si. No hay justicia. Nos hemos enterado a las malas. Se enteró Aragonés, se enteró Futre, se enteró Kiko, y se enteró Caminero, se enteró Simeone, se enteró El Niño, se enteró Koke y Saul y Griezmann y se enteró Juanfran. Y nos enteramos todos una vez más que parece ser que no estamos destinados para finales felices.

“Un atlético está destinado a sufrir” me dijo una vez un hincha con una cañitas de por medio en Madrid. Y nada resume eso como dos finales perdidas en tres años contra el rival eterno ambas pérdidas de forma increíble, de una forma desgarradora. Hay sin duda cosas más importante en la vida que el fútbol, y el mundo seguirá y todos el lunes a trabajar y todos a vivir que la vida sigue. Pero como duele. Ese es el espíritu colchonero, hay que seguir adelante y con la frente en alto. Hay que seguir creyendo, a ver si algún día le torcemos el brazo al destino y si quizá los dados cósmicos caen una vez a nuestro favor.

Es hora de seguir adelante, va a ser difícil, como es difícil llegar a una final de la Champions (y ganándole al Ajax, Barcelona y Bayer Múnich) va a ser muy difícil pero tenemos que ser estoicos, y tenemos que tener confianza en que vendrán días mejores para nosotros los atléticos y que es injusto que El Niño no haya podido ganarla, si fue el el que jugó como una bestia ese añito que estuvimos en el infierno, que es injusto que Simeone que ha hecho de este equipo una máquina de temer no vea premio a su esfuerzo y a su genio como técnico. Que injusto es el fútbol, y que injusta es la vida. Qué lindo es ser del Atlético, nos queda soñar con que la siguiente sea nuestra.

¡Aúpa Atléti!

 


Edit: El pasado 19 de Junio los Cavaliers vencieron a los Golden State Warriors en un muy buen juego 7 de las finales de la NBA y se consagraron campeones por primera vez en su historia

Escribe un comentario

Suscribirse al newsletter