agosto 7, 2014 2 min para leer

¿Y si soy austrolibertario?

Categoría : Libertarismo

Si eres, o crees que eres, austrolibertario lo primero que debo decirte es que no estás solo. No sólo en América Latina sino en todo el mundo está creciendo el interés por las ideas relacionadas con el Libertarismo y la Escuela Austriaca. Ahora bien, ¿Qué hacer para conocer y promover las ideas de la libertad? Hay varias cosas por hacer.

Primero. Lee, lee y lee. Para poder defender las ideas austrolibertarias es necesario instruirse en ellas. Te recomiendo que busques en la biblioteca algún libro que no hayas leído aún. No importa si eres estudiante o egresado, economista o abogado la única forma de conocer a fondo las ideas de la libertad es leyendo a sus teóricos.

Rothbard tiene una forma muy particular de decirlo.

No es un crimen ser un ignorante en ciencia económica, que es, después de todo, una disciplina especializada, además considerada por la mayor parte de la gente como una ciencia lamentable. Pero sí es totalmente irresponsable tener una opinión radical y vociferante en temas económicos mientras que se está en ese estado de ignorancia.

Segundo. Infórmate. Es necesario estar al tanto de los eventos del día a día para poder dar una opinión acertada, y libertaria, sobre temas relacionados con la política, la economía y la vida en general.

Tercero. Discute. Trata de discutir o debatir con tu circulo social, así ellos no sean austrolibertarios, y pon a prueba tu capacidad para materializar tu tiempo invertido en las dos primeras actividades. La construcción de buenos argumentos se hace mediante el debate y la única forma de fortalecerlos es discutiendo con otros.

Cuarto. Conéctate. Busca redes austrolibertarias en tu colegio/universidad o ciudad. Un buen comienzo puede ser Estudiantes por la Libertad – Colombia. Asiste a las reuniones y debates y conoce a otros libertarios de tu ciudad. Si no hay ningún grupo cerca a ti ¡Fúndalo! Si necesitas ayuda con la constitución de un grupo puedes escribirme en la sección de contacto.

Quinto. Evangeliza. Una vez hayas cumplido con las primeras cuatro tareas y te sientas con la suficiente confianza empieza a ‘evangelizar’ sobre las ideas libertarias en dónde puedas. En el trabajo, en la universidad, con tu familia y amigos o con cualquier desconocido. Esparcir las ideas austrolibertarias depende de cada una de las personas que las defendemos.

Lo más importante para ser un buen libertario es vivir de acuerdo a los principios que defiendes.

  • Nunca agredas a otros 
  • Nunca le robes a otros
  • Mantén tus promesas

Lo anterior implica que debes respetar las opiniones de los demás y sus imperativos morales, ya que los austrolibertarios no buscamos imponer categorías morales en la vida de las personas. Respeta el trabajo de los demás y dales crédito por sus contribuciones, no estimules el plagio de obras académicas. La palabra y la honra son activos subvalorados, un buen libertario sabe cumplir con su palabra y asumir sus obligaciones.

A partir de aquí estás por tu cuenta. De ti depende esparcir las ideas libertarias por el mundo.

Escribe un comentario

Suscribirse al newsletter